Necesitas marketing de atracción

marketing de atración
Necesitas marketing de atracción

Dudar es humano. Decidir, también. ¿Eres de los que no deciden porque dudan o de los que dudan para decidir? Si ves las palabras «atracción» y «marketing» en una misma frase debes prestarles atención, por ahí pasa parte de tu éxito como empresa.

¿Quién no ha hecho zapping? El zapping televisivo es consecuencia de la imposición que las cadenas hacen de la publicidad. Sabemos que viven de ella pero quienes la sufrimos somos nosotros y ya no tenemos paciencia. Cuando sale el primer anuncio, no dudamos. La publicidad intrusiva es algo demasiado molesto para seguir aguantándola cuando tenemos la facilidad de no hacerlo.

Este es un ejemplo manifiesto no sólo sobre la prevalencia de control por parte del usuario sobre ser molestado, sino sobre la necesidad de entender que la llegada de mi producto o servicio a ese usuario debe nacer de la atracción y no de la imposición. ¿El ejemplo opuesto? Los trailers de cine, retazos de un todo que buscamos con ganas y cuya satisfacción al verlos induce a un deseo mayor del todo.

Pero si dejamos de lado el coloquial y conocido mundo televisivo y cinematográfico y nos adentramos en el universo del Marketing de Atracción (Inbound Marketing) hallaremos un nuevo espacio que explorar y créeme, lo que descubrirás te transformará como profesional y empresa.

Las personas de éxito son atractivas para el resto. Las empresas de éxito, también a través de sus marcas. Entonces, ¿por qué tú y tu empresa no vais a serlo?.

Acompáñame, te voy a dar unas pinceladas para que desees ser atractivo:

– DESCONOCIMIENTO. ¿Es posible que no sepas cómo hacerlo? Aprecia la idea que el desconocimiento no es un handicap sino una oportunidad de crecimiento y debes abrazarla con intensidad. Que tu única opción visible de publicidad sea intrusiva no significa que no puedas virar a una atractiva y si no tienes el conocimiento o las herramientas para ello, pregunta y asesórate porque cansar a tu cliente no creo que entre en tus planes comerciales.

Si como empresario te encanta que se interesen por tus productos y eres placentero ofreciendo respuesta y asesoramiento en tu sector, ¿por qué te cuesta tanto preguntar?

Sé cognitivo, no disruptivo.

– COMPETICIÓN. ¿Te sientes competitivo? Si la respuesta es NO debes detenerte y analizarlo con calma y enfoque: ¿por qué no soy competitivo? Si te sientes competitivo pero tus competidores siguen superándote, detente igualmente y piensa con más calma: ¿qué me impide competir con garantía? Tu objetivo es obtener un SI contundente a la pregunta y hacer que tus competidores se formulen alguna de las dos cuestiones anteriores tomándote a ti como referente.

Pero para ello debes adquirir conciencia que para competir debes definir estrategias de pasión de marca y atracción hacia tus clientes actuales y potenciales.

Sé proactivo, no reactivo.

– EMOCIÓN. ¿Sientes que tus clientes te sienten? Las sensaciones emanan de las emociones, si consigues ser emocionalmente atractivo conseguirás encariñar a tus clientes con tu marca. Subestimar las emociones en empresa es típico pero debes impedir que en tu empresa sea un tópico. Tus clientes son personas, tus empleados también y las emociones los diseñan como son. ¿De verdad evitarás ser atractivo para lo único que el ser humano no puede dejar de ser: emocional?

La palabra emoción proviene, en cascada etimológica, del verbo latín movere que significa movimiento. Haz que tu cliente se mueva hacia accediendo a sus emociones y haciendo que sienta.

Sé emotivo, no corrosivo.

– INVASIÓN. ¿Sigues pensando que invadir la zona de confort de tu cliente es buena idea? Es un tópico pensar que pinchar en la zona de confort de alguien sirve para entrar en ella o romperla, sacarlo de ella y atraerlo a la tuya. Craso error, ninguno de nosotros tenemos, de base, derecho a romper el confort de nadie y menos para llamar su atención y poder venderle algo.

¿Os han despertado alguna vez sin motivo? ¿Han llamado a la puerta de vuestra casa a la hora de comer para venderos algo? Molesto, verdad. Hasta feo, según como se mire. Si generas contenido de valor y lo dotas de policromía emocional, tu cliente se interesará por ti sin abandonar su zona de confort. Si sabes posicionarte será mucho más sencillo que te sigan. Si refuerzas tu posición con marketing emocional de contenidos, crearás tu propio mercado.

Sé atractivo, no invasivo.

Abraham Lincoln dijo «Cuando me preparo para hablar a la gente, paso dos tercios del tiempo pensando qué quieren oír y un tercio pensando qué quiero decir» Su elocuencia como gran orador nos muestra la importancia de dirigirnos a quien nos interesa pensando sobre todo en qué centrarnos de sus necesidades para hacernos atractivos a ellos.

Las claves de marketing de atracción como nuevo paradigma de la gestión digital de nuestras empresas se centra en la transformación de la persona de un extraño en origen a un prescriptor, pasando por visitante, lead y cliente entre ambas. Y todo, gracias a un proceso refinado y estructurado de captación, conversión, venta y fidelización.

Tú y tu empresa estáis viviendo momentos de cambio, donde Internet es capaz de igualar a grandes y pequeños, donde la creatividad es la mutación que reconvertirá tu ADN de empresa en uno adaptable al entorno.

Es tiempo de atraer, es momento de cambiar. Y enfocar tu contenido de valor en tu estructura de marca es la estrategia para ser diferente.

No dudes, necesitas marketing de atracción porque ¿qué satisfacción más hermosa existe que conseguir que un cliente sea tu nuevo prescriptor?

SI ESTA ENTRADA ES DE TU INTERÉS,
COMPÁRTELA EN TUS REDES SOCIALES
– GRACIAS –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *